?
Ayuda
Si tienes algún problema para comprar Escríbenos
  • Iniciar sesión

  • Carrito

  • Menú

Michelle Schoffro Cook

Por Michelle Schoffro Cook, DNM, DAC, CNC, CITP


¿Sabía usted que el 90% de nuestra energía nutricional proviene del oxígeno y que solo el 10% es derivado de los alimentos que ingerimos? El oxígeno es fundamental. Incoloro, insaboro e inodoro, el oxígeno es el elemento supremo, un nutriente primario sin el cual la vida no existiría. Podemos vivir sin alimento por semanas y sin agua de 3 a 7 días, pero ¿Cuánto podemos vivir sin oxígeno? Cinco minutos. Así es de importante.

Nuestros cuerpos literalmente mueren de inanición sin oxígeno. Cada una de las estimadas 100 trillones de células requieren oxígeno para cada uno de sus procesos metabólicos. Usted necesita oxígeno para la combustión de los alimentos y para proveer energía para el corazón, cerebro y células.

Todas las funciones de nuestro cuerpo están reguladas por el oxígeno. La habilidad de pensar, sentir, moverse, comer, dormir y aún hablar dependen de la energía generada por el oxígeno. Nuestro cerebro necesita oxígeno para procesar información. Nuestro cuerpo utiliza oxígeno para metabolizar los alimentos y para eliminar toxinas y desechos a través de la oxidación. El oxígeno le da energía a las células para que se puedan regenerar y les provee de flexibilidad que es vital. De hecho, todos nuestros órganos requieren una gran cantidad de oxígeno para funcionar eficientemente. Es por esto que debe ser repuesto de forma constante. El oxígeno es además uno de los componentes antienvejecimiento más significativos. Entre más saturemos nuestras células con oxígeno estable, tendremos una menor tasa de desgaste y deterioro de nuestro cuerpo. La habilidad natural del oxígeno para catabolizar y oxidar las bacterias, hongos y virus, desempeña un papel significativo para prevenir enfermedades degenerativas y sustentar el factor natural de inmortalidad de las células. De hecho si tomamos una muestra de estos patógenos y los colocamos en una caja de Petri y les aplicamos oxígeno estable, morirían todos al contacto.

El reto, entonces, está claro: aportar oxígeno no solo a nuestro cuerpo sino directamente a nuestras células donde puede combatir a los organismos patógenos, quemar las toxinas y apoyar nuestra salud integral. Y queremos traer oxígeno al cuerpo sin crear dañinos radicales libres, considerados ser una de las principales causas de envejecimiento prematuro.

P: Parece que las enfermedades ocurren cuando el nivel de oxígeno es insuficiente. ¿Es correcto?
Parece que sí. Sin suficiente oxígeno, las células simplemente no pueden funcionar adecuadamente y pueden aparecer enfermedades. En la década de los 1940, el Dr. Otto Warburg, ganador del premio Nobel, declaró enfáticamente que todas las enfermedades están relacionadas con la falta de oxígeno. Más recientemente el Dr. Stephen Levine, un biólogo molecular e investigador de la nutrición, dijo lo mismo: La hipoxia (bajo nivel de oxígeno en las células) da como resultado enfermedades.

Los síntomas iniciales de la deficiencia de oxígeno pueden incluirdebilidad general, fatiga, problemas circulatorios, mala digestión, dolores musculares, mareo, depresión, pérdida de memoria, comportamiento irracional, irritabilidad, acidez estomacal y complicaciones bronquiales. Cuando el sistema inmune está debilitado por falta de oxígeno, el organismo es más susceptible a las bacterias oportunistas, infecciones por virus, parásitos, gripe e influenza. La carencia de oxígeno, puede detonar enfermedades que pongan en peligro la vida.

P: ¿Por qué no obtenemos suficiente oxígeno?
Con millones de metros cuadrados destruidos de bosques (generadores de oxígeno), enfermedades que atacan a los bosques remanentes y tremendas cantidades de algas marinas también productoras de oxígeno, destruidas debido a la contaminación, nuestras grandes fuentes de oxígeno están severamente disminuidas. Y los científicos han determinado que a menos que se lleven a cabo acciones de concertación global para proteger nuestros recursos naturales, el nivel de concentración de oxígeno atmosférico disminuirá un 0.8% aproximadamente cada 15 años.

Hay otros factores que pueden causar disminución del oxígeno:

  • Estrés, que produce adrenalina y hormonas relacionadas con la adrenalina, que utilizan más oxígeno.
  • Traumatismos físicos, que reducen la circulación y la entrega de oxígeno a muchas células y tejidos en todo el cuerpo.
  • Infecciones, que usan oxígeno para combatir bacterias, hongos y virus. El uso de medicamentos, también, disminuye las reservas de oxígeno a nivel celular.

Actualmente, los expertos subrayan que la mayoría de las enfermedades, especialmente las infecciones por hongos o levaduras, como la Cándida Albicans, suceden más frecuentemente en ambientes pobres en oxígeno en el cuerpo. El Dr. Stephen Levine ha declarado que "Podemos observar a la deficiencia de oxígeno como la causa principal de toda enfermedad" Por tanto, el desarrollo de una deficiencia de oxígeno podría seguramente ser el punto de partida de pérdida en el sistema inmune y el principio de problemas temidos de salud, como Cáncer, Leucemia, SIDA, deterioro del sistema nervioso, ataques virales o bacteriales y Cándida.

P: ¿Existe un nivel ideal de oxígeno?
La concentración promedio de oxígeno en el torrente sanguíneo es entre 60 y 70 por ciento. En este nivel la gente se siente generalmente bien, con energía promedio e inteligencia. Sin embargo, si el nivel de oxígeno disminuye a menos del 60 por ciento, las enfermedades empiezan a tomar control de las células al ser abrumadas por organismos patógenos. La concentración mínima de oxígeno necesaria para sustentar la vida es de 52 por ciento aproximadamente, pero en este nivel uno no está muy vivo que digamos.

Óptimamente, necesitamos mantener el nivel de oxígeno alrededor del 80 por ciento, para poder maximizar nuestra energía y sentirnos fabuloso. En este nivel, nuestro cuerpo puede desintoxicarse, eliminar infecciones e impulsar nuestra salud, vitalidad e inteligencia natural sustancialmente.

Consejo de salud
P: Entonces, ¿cómo podemos mantener niveles saludables de oxígeno en el cuerpo?
A través de una combinación de buena nutrición, un estilo de vida saludable, que incluya suficiente ejercicio y oxígeno complementario, una persona promedio puede optimizar la forma en que su cuerpo obtenga y utilice oxígeno. Esto requiere encontrar un suplemento de oxígeno con un excelente sistema de entrega. Yo recomiendo un suplemento líquido llamado Cellfood, que tiene la habilidad de dividir las moléculas de agua dentro del cuerpo, liberando oxígeno e hidrógeno a nivel celular. No crea radicales libres, sino que se une con cualquier radical libre que se encuentre en el cuerpo, transformándolos en oxígeno estable. Mi experiencia es que Cellfood provee la oxigenación celular más profunda y abundante, comparado con otros suplementos de oxígeno con los que me he encontrado. Un beneficio adicional de Cellfood, es que contiene 129 minerales traza, enzimas, aminoácidos y electrolitos por lo que provee una nutrición celular excepcional.

Cellfood ha demostrado en pruebas de laboratorio, que destruye bacterias y patógenos al contacto sin dañar la benéfica flora intestinal del cuerpo. Otros beneficios de Cellfood son que normaliza el balance del pH, fortalece el sistema inmune, apoya las funciones pulmonares y respiratorias, mejora las funciones cerebrales, el sentido de alerta y concentración, e incrementa la absorción de cualquier otro suplemento que se tome en el mismo periodo de 24 horas.

Cellfood está hecho de ingredientes naturales provenientes de plantas y no contiene levadura ni gluten.

Cuando usted comience a introducir a su sistema oxígeno más puro y estable, es cuestión de tiempo para que su cuerpo responda con nueva vitalidad, energía, resistencia y sobre todo un profundo bienestar.

Acerca de la autora:
Michelle Schoffro Cook, DAc, CNC, CITP, es una autora galardonada, Doctora en acupuntura, Terapeuta Biofeedback, Nutrióloga Holística, Analista del terreno biológico, Experta en Medicina Energética, Master en Reiki y Profesional de la Industria de la Salud. Es Consejera de Salud del Gobierno Federal de Canadá y Directora del Centro Holístico de Salud "Sanando el Cuerpo, Mente y Espíritu" en Calgary, Canadá.

Autora de los libros "Sanando Heridas" (Healing Injuries, Your Health Press), Inteligencia Competitiva (Competitive Intelligence, Kogan Page, UK), y próximamente El mejor plan para desintoxicar el cuerpo en 4 semanas (4 Week Ultimate Body Detox Plan, John Wiley & Sons).

Michelle puede ser contactada a través de su sitio www.energyeffect.com

Credenciales incorrectas

El correo o la contraseña pueden estar incorrectas, compruebelas y vuelvalo a intentar